Terror en el supermercado

14

JUNIO, 2017

Consejos y Trucos
por Irene Caparrós
2 Edición
2017

Ya no es solo que esté feo desperdiciar comida, también es que a todos nos gusta ahorrarnos unos eurillos, ¿o no? La clave para conseguir las dos cosas es tan sencilla y tan complicada como ser un poco organizados y preparar una buena lista de la compra. No hay un método definitivo porque cada familia es un mundo, pero os traemos algunos consejos para hacer la tarea lo más llevadera posible:

No ir al supermercado con el estómago vacío y con prisa: El primer punto es quizá el más importante. Hay personas que se dedican a estudiar cómo colocar los alimentos en los lineales del supermercado para que compremos los productos más caros e incitar a la compra compulsiva, ¿o crees que las chocolatinas están junto a la caja por pura casualidad? La combinación de “tengo hambre y poco tiempo para decidir” hace que llenemos en carro con muchas cosas que realmente no necesitamos, ¡no caigas en la trampa!

Una libreta vieja, un folio sujetado con un imán en el frigorífico o una pizarrita en tu cocina, cualquiera de estos elementos sirven, lo importante es empezar!

 

Fotografía Pixabay

La eficacia del imán/libreta: Lo más práctico es anotar todo lo que necesitamos comprar en el momento en que se acaba, así que es recomendable tener una lista junto a la nevera para apuntarlo rápidamente. No confíes en tu memoria o acabarás dando tantos viajes al supermercado que te aprenderás los turnos de los reponedores.

No hay un método definitivo porque cada familia es un mundo, pero os traemos algunos consejos para hacer la tarea lo más llevadera posible

Entre todos podemos evitar el desperdicio de alimentos tan grande que existe en la actualidad

Es decisión tuya

¿Diaria, semanal o mensual?: Lo más ideal del mundo es poder comprar en el día los alimentos que vamos a consumir para que estén los más frescos posibles, pero eso ya casi se puede considerar un lujo. Planifica tus compras según tus posibilidades, porque no es lo mismo ir tener que ir andando al supermercado que poder ir en coche y así hacer una compra más grande. Dedica un rato en casa a calcular cuánto consume tu familia y te acabarás convirtiendo en un ninja de la organización, para aprovechar al máximo los viajes al supermercado y las ofertas, ¡la práctica hace la perfección!

Compra en tu barrio: Cuando compramos alimentos no perecederos podemos hacer una compra más grande al mes y así aprovechar las ofertas de las grandes superficies, pero para los alimentos frescos no dudes en ir a la tienda del vecino y buscar frutas y verduras de proximidad. Los alimentos habrán sufrido menos si vienen de la huerta de al lado que de la otra parte del mundo, y eso se traduce en una textura y sabor mucho más apetecible.

Bienvenido al siglo XXI: Hoy en día existen multitud de apps para ayudarte a confeccionar la lista de la compra y que no se te escape (ni se te cuele) nada. Una de las mejor valoradas es Out of milk, que además tiene la ventaja de que puedes compartir la lista con tu familia para no comprar por duplicado.

¿Conoces algún consejo o truco más para optimizar la lista de la compra? ¡Somos todo oídos!

¿Quiere estar informad@ de todo lo que suceda en este evento?
Subscríbase a nuestra Newsletter.

5 + 6 =

AYUDEMOS

Unidad deEmergencia Social, es el
Puente entre la calle y los servicios.

Una mesa MUY especial

Una vez más acudimos a los estudios de Onda Cero Radio

LLEVARSE COMO LAS PERAS Y LAS MANZANAS

No lo decimos porque no nos guste mezclar cosas, sino porque…